fbpx Saltar al contenido

Nuevo gato en casa. Pasos para una introducción correcta y eficaz.

Ya tenemos un minino en casa y nos apetece que tenga un compañero porque lo vemos aburrido y decidimos introducir un nuevo gatito en casa.

Antes de empezar hay que decir que aunque pensemos que nuestro gato necesita un compañero, la última decisión sobre eso la tiene él. Puede darse la situación en la que metamos otro gato en casa con nuestra mejor intención, para que estén juntos y se hagan compañía, pero no resulta así.

No todas las relaciones entre gatos son de amistad y, al igual que las personas, pueden llevarse mejor o peor con otros felinos.

Los gatos son animales muy territoriales y no a todos les hace gracia que metamos a otro animal desconocido en casa, pueden sentirse muy amenazados.

nuevo gato

En este artículo te explico el procedimiento correcto para introducir un nuevo en casa, minimizando el estrés que esto supone para ambos animales.

Qué debes saber antes de escoger al segundo gato

Hay dos cosas que deben tenerse en cuenta antes de escoger el 2º gato.

La primera es decidir si queremos un gato adulto o uno pequeño. En la mayor parte de los casos va a ser más fácil con un gato pequeño, pues aún no es maduro sexualmente, lo que hará que nuestro gato no lo vea como una posible amenaza.

Lo segundo es decidir el sexo y, en líneas generales, hay menos problemas cuando introducimos un gato del sexo contrario, por la misma razón que antes, evitaremos rivalidades.

Cómo preparar tu casa para su llegada

Los primero pasos antes de introducir el nuevo gato van encaminados a adaptar el entorno al nuevo residente y a comenzar con la presentación de éste a nuestro gato, me explico.

Algo interesante que puede servirnos para empezar a allanar terrero con nuestro gato, es conseguir una manta o toalla en la que haya pasado mucho tiempo el nuevo minino y que por lo tanto está impregnada de su olor. Dejaremos que nuestro gato la huela y la incorporaremos a su ambiente, para empezar a familiarizarlo con el olor del nuevo gato.

Ademas, debemos preparar una habitación con todos los recursos disponibles, comedero y bebedero, y un arenero separado de estos, así como lugares para esconderse en esa misma habitación, y un rascador. Por último, varios días antes de que llegue el nuevo gato, es interesante el uso de un difusor de feromonas, que ayudara al felino a encontrarse mucho más cómodo en su nuevo hogar.

nuego gato

La llegada a casa

Para empezar, el gato que entra en casa debe pasar sus primeros días en la habitación que habíamos preparado con antelación, ¿Por qué?

  • Ha sido separado de su madre (en caso de gatito pequeño) y sus hermanos, necesita un ambiente seguro.
  • La incorporación inmediata en la casa entera y la presentación a los demás animales puede suponer una fuente de estrés muy grande.

Mantendremos al gato en esa habitación los primeros días hasta que se sienta completamente cómodo en la ella. No debemos forzarlo a nada, ni a jugar con nosotros, ni cogerlo si no se siente cómodo, pues estará asustado por la nueva situación. Es importante darle el espacio necesario.

La siguiente fase consiste en cambiar de ambiente a nuestros gatos, el gatito nuevo pasará a estar por toda la casa, y nuestro gato pasará a la habitación, ¿Por qué?

  • Dejamos que el nuevo gato empiece a explorar todo la casa, acostumbrándose a los olores, descubriendo sitios donde dormir o esconderse y sobre todo acomodándose al olor de nuestro gato
  • Ademas es conveniente que se mezclen ambos olores en la casa
  • Nuestro gato vivira en la habitación y se acostumbrará también al olor de la nueva mascota
nuevo gato

TIP: podemos pasar un paño por la mejilla del nuevo gatito y dejar que el otro gato lo huela. Observaremos su reacción, lo cual nos puede dar alguna pista sobre la actitud de nuestro gato al estar cerca del nuevo.

A los dos días volveremos a cambiar a los gatos de sitio y si ambos están tranquilo pasaremos a la siguiente fase.

Esta fase consiste en ponerlos a comer cada uno a un lado de la puerta, para que se perciban mediante el olor y lo asocien a una actividad que les gusta, el comer.

Si todas estas prácticas se realizan con ambos animales cómodos y relajados podemos pasar al siguiente nivel.

El encuentro cara a cara con nuestro gato

Entramos en la penultima fase de la introducción del nuevo gatito. En ella permitiremos el contacto visual, pero sin llegar a tocarse ¿Cómo conseguimos esto?

  • Si alguno de los dos gatos está cómodo en el trasportín y lo asocia a un lugar seguro, lo meteremos en él y dejaremos que el otro gato lo vea, e incluso lo huela desde una distancia prudencial.
  • Otra opción es el uso de jaulas o puertas de cristal.

Esta fase es la más delicada, por lo que debemos supervisar y vigilar a los animales y nunca dejarlos solos. Cualquier señal de agresividad por parte de alguno de los dos gatos nos obligará a retroceder a la fase anterior.

Premiarlos si se encuentran relajados cuando están viéndose u oliéndose detrás de la barrera, puede facilitar el proceso, pues nuestro gatos asociaran la presencia del otro a los premios.

Llegamos a la ultima fase, la del encuentro cara a cara y sin barreras.

nuevo gato

Este nivel es el que más vigilancia requiere, dejaremos que los animales se vean, se huelan y, si están tranquilos incluso se acerquen el uno al otro. Nunca dejaremos a los dos gatos solos durante mucho tiempo hasta no habernos cerciorado de que se llevan bien y no hay agresividad entre ellos.

En caso de un mala actitud por parte de alguno de los gatos, es necesario volver a repetir el proceso, lo sé, es largo, pero si lo hacemos bien merecerá la pena.

Conclusión

¿Existe la posibilidad de hacerlo todo correctamente varias veces y que no se lleven bien nunca? Por supuesto, y siempre debemos barajar esa opción y no forzar la situación.

¿Tus gatos están más contentos que nunca, acicalándose el uno al otro y durmiendo juntos? Enhorabuena, tus gatos son muy felices y has creado un ambiente ideal para ellos.